ADULTOS SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES

Si sos un adulto con dificultades en tu organizacion, pero no por exceso de tareas sino por que sos capaz de hacer complejo lo mas sencillo, tal vez puedas encontrar algunas cosas utiles aqui.
Si sientes que un motor esta encendido sin poder silenciarlo, o que tu motivación se escurre y te aburres demasiado pronto... Si haces mil cosas pero pocas terminas...

Si las listas de tareas incompletas te superan, si quisieras tener un mes más en el año porque jamás llegas a tiempo, tal vez aqui te encuentres.
Si olvidas tus llaves, tus telefonos, tus compromisos, lo que te han dicho o ibas a decir....la cara del mozo, el nombre de la mujer de tu socio....estas en el horno si sos un adulto. Pero puede que tengas TDAH.
Si te sientes irresponsable, avergonzado, humillado y por sobre todo desconcertado porque por momentos tu funcionamiento parece exactamente igual que el del resto....
Tal vez aqui encuentres una pista. Si recuerdas el link...
Aquí estoy para a ayudarte a que lo recuerdes. Te espero en este espacio, para que entres, leas, comentes, compartas con otros y siempre regreses por mas!
Nos vemos
Norma Echavarria
Médica Psiquiatra

domingo, 5 de febrero de 2012

Aceptar, ser, agradecer

Una historia que vale la pena

 Este es un momento de mi vida que quiero regalarle a mi papá: Este fragmento de mi vida fue escrito hace un tiempo, en la época en que me permití remar regalándome un espacio de paz y de calma....Hoy estoy trabajando para volver a ello pero me pareció mas que importante compartirlo. con Uds. y con el a sus 87 años !!!
Porque el también tiene TDAH y me enseño a vivir sin que padecerlo mutilara mi esencia y su mensaje cotidiano de amor fue y es el mas sanador de los tratamientos... es que quisiera que todos Uds como padres vean a sus hijos cada dia desde la aceptación y el amor incondicional.
Hoy tengo 52 años, y esta carta auténticamente transmite el efecto de vida media prolongada del amor incondicional de un padre.

 Aqui la carta..... que tiene 5 años...

Soy la segunda hija, del hombre más maravilloso que pude elegir como padre. Dicen en Oriente que los niños esperan desde el cielo, eligiendo el momento y la historia adonde instalarse. Yo creo que elegí muy bien… Ser parecida a él, no solo en el color de sus ojos o en su brillo, son cosas que llevo conmigo. 

Contar en mi interior tanto con su sensibilidad como con sus debilidades, también van con el combo….

El miércoles pasado, salí del muelle como todos los miércoles, solo que hacía muchísimo frío, y el día estaba absolutamente gris. 
Remar en el Tigre me ayuda a ver como la vida pasa llevando mi bote, y puedo dirigirlo por momentos, y en otros dejar que me transporte. Pero veo como la corriente pasa, mas alla de mis deseos que controlar mi rumbo.


El cielo hubiese espantado a cualquier ser normal de animarse a una actividad al aire libre, pero yo rendí culto a la vida, como me enseñaste con tanto cariño. 
 Remando, mientras las palas se hundían en el agua muy tranquilas, pensaba en mi vida. 
Era miércoles, 10 a.m., y yo, una médica psiquiatra, con agenda completa y con cinco hijos, llena de ocupaciones, estaba allí disfrutando de ella. 


 Dios mío, por un instante sentí que veía una escena de una película indescriptible.
 Era parte de un sueño imposible… 
Pero pude lograrlo a solo 30 Km. de mi agenda. 
No había sol, para justificar la exposición al frío, pero justo allí me di cuenta que eso era parte del secreto.
 En mi mente, el sol está presente todo el tiempo. 
Y puedo no solo verlo sino sentirlo a pesar de que las nubes se propongan ocultarlo a toda costa. 


¿De donde salió tanto romanticismo?
 Nadie mas allí había, para que esa escena fuese parte del simulacro de vivir a pleno, como muchos otros hacen. 
 Desde que me propuse ser yo misma, nunca más tuve en mi vida una sola escena que no fuese aquella donde quería estar. 
 Puedo imaginarme ahora desde el bote, como la belleza de la vida nos rodea todo el tiempo. Lástima que muchos pierden el foco. 
 Desde mi infancia subida a la “montañita” de tu Gordini, siempre me gusto viajar por todas partes, y más aún hacerlo a tu lado. 
 Muchísimas veces vuelvo a Córdoba, no sólo porque necesito aun el contacto con mi historia, sino porque fue el primer sitio adonde me llevaron de paseo largo. 


 Vuelvo porque se que estás siempre esperándome con ganas. 
La vida me ayudó siempre. A pesar de haber tenido que atravesar obstáculos difíciles, siempre salió el sol para mí. es que en realidad me enseñaste que la luz vive en nuestro interior y siempre, siempre está presente, aunque la empañen problemas, angustias, o la hagan brillar mas momentos de felicidad plena.


 Nunca en realidad dejé que mis miedos y mis angustias me convencieran que se había ido. 
Porque tu enseñanza la llevo en mi alma, no en mi mente.


 Seguí remando, disfrutando del canto de los pájaros, del ruido del viento que cada vez era más fuerte, un silbido sordo y frío que me ayudaba a disfrutar de estar viva.


 Imágenes a millares se impactaban en mi pantalla mental. 
 Me di cuenta que la vida me había elegido realmente. 


Era conciente que en dos semanas cumpliría 47 años, que tenía en mi historia muchos momentos felices y otros no tantos, pero que era poseedora de la fabulosa posibilidad de ser libre. 


Estar sentada en el lugar que había elegido, remando en el río que elegía me hacía poseedora de la máxima felicidad. 
 Cuántos realmente gozarán de tanta riqueza? 
Estar en el mundo haciendo lo que me gustaba había sido el resultado de un largo proceso de trabajo arduo.
 El momento se expandía hacia los costados, tan lejos que superaba la distancia entre las palas. 


Me di cuenta que la felicidad es solo el producto de la intención y la posibilidad de creer en uno mismo. 
Hacerlo consciente me hacía tremendamente rica. 
 Compartirlo con quien es y será el mentor de tanta sabiduría, es mas de lo que hoy puedo pedir, o merecer. 
Quiero que sepas que nunca, jamás dejará de permanecer conmigo todo lo que me brindaste en estos 47 años. 
Quiero seguir imprimiendo fotos para tu álbum. 
Fotos que son un instante congelado de la hermosa película de mi vida. 
La vida que me enseñaste a saborear, como raspando la olla hasta que ni un minúsculo rastro de chocolate quede a la vista. 
La vida me ha premiado y quiero que lo podamos compartir cada año juntos.
 Te quiero horrores, Pa.






Normi 6 de septiembre de 2006 actualizado para hoy firmo de nuevo al pie.












Norma C Echavarría
5 de febrero 2012.

1 comentario:

  1. Precioso, y qué sonrisa tiene su padre! y que cara de tranquilidad... Oí a alguien decir: no nos engañemos, el que tiene cara de listo es listo, el que tiene cara de malo es malo, el que tiene cara de buena persona lo es, esa es la de su padre y la de usted.

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre bienvenido.