ADULTOS SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES

Si sos un adulto con dificultades en tu organizacion, pero no por exceso de tareas sino por que sos capaz de hacer complejo lo mas sencillo, tal vez puedas encontrar algunas cosas utiles aqui.
Si sientes que un motor esta encendido sin poder silenciarlo, o que tu motivación se escurre y te aburres demasiado pronto... Si haces mil cosas pero pocas terminas...

Si las listas de tareas incompletas te superan, si quisieras tener un mes más en el año porque jamás llegas a tiempo, tal vez aqui te encuentres.
Si olvidas tus llaves, tus telefonos, tus compromisos, lo que te han dicho o ibas a decir....la cara del mozo, el nombre de la mujer de tu socio....estas en el horno si sos un adulto. Pero puede que tengas TDAH.
Si te sientes irresponsable, avergonzado, humillado y por sobre todo desconcertado porque por momentos tu funcionamiento parece exactamente igual que el del resto....
Tal vez aqui encuentres una pista. Si recuerdas el link...
Aquí estoy para a ayudarte a que lo recuerdes. Te espero en este espacio, para que entres, leas, comentes, compartas con otros y siempre regreses por mas!
Nos vemos
Norma Echavarria
Médica Psiquiatra

viernes, 11 de marzo de 2016

Ciegos, sordos y mudos


Pensando en las posibilidades que existen en este momento, para diagnosticar y tratar adecuadamente
el TDAH en todas las edades de la vida, me resulta inadmisible, inentendible e intolerable, ver a diario como pasan cientos de pacientes, delante de la nariz de profesionales de la Salud Mental, psicólogos, psicopedagogos, psiquiatras, sin ser vistos. 
Algunos neurólogos son los que hoy, en silencio van a la vanguardia, y se animan.

El resto parece ciego, sordo y mudo.
Los profesionales, obvio.
Nada ven, nada escuchan, nada dicen.
Lo peor, es que hacen.

Hacen algo mucho mas temible.


Diagnostican como patologías primarias sus "comorbilidades", o sea pasan a ser pacientes "depresivos", " ansiosos", "bulimicos", " adictos", "impulsivos", "Borderline".... Insatisfechos, demandantes, quejosos, olvidadizos, manipuladores...etc

Pueden exhibir algunos síntomas, padecer depresión, ansiedad, pánico, trastornos alimentarios, etc.
Pero sólo como una carga adicional, de convivir con su real problema, o por ser comórbidos con el TDAH.
En su accionar éstos profesionales, les transmiten una emocionalidad de desesperanza, muchas veces de rechazo, en lugar de aceptar su propia incapacidad de brindarles la ayuda que necesitan.





Declarar nuestra ignorancia es el primer escalón para el aprendizaje.
Pero parece que reconocerlo podría ponerlos en problema.

El Deficit de Atención e Hiperactividad no es visto, porque los profesionales desconocen cómo se muestra, que cara tiene. Que dice, cuando habla, que hace cuando actúa... 

Tiene de rehenes a los que lo sufren, y pareciera que de cómplices a los profesionales que eligen ignorarlo, a los docentes que diariamente los reciben en sus clases.

El TDAH tiene varias expresiones, y éstas cambian según las etapas de la vida, lo mismo que las diversas formas de presentación, pero no son tantas como para desistir conocerlas.

¿En definitiva, cómo encontrar algo que no estoy buscando?

Ignorarlo estando frente a ellos, es estar ciego.
La ignorancia no debe ser cuestionada, lo que si debiera serlo es el desgano y el desinterés en aprender.

Decenas de pacientes a diario, relatan sus largas travesías por consultorios, por tratamientos, que aunque puedan generarle un cierto alivio, los dejan sin la oportunidad de funcionar como podrían.
Yo soy ejemplo de ello. Años relatando los olvidos, las pérdidas, hasta recibí la interpretación salvaje de una médica que acotó que también había perdido un hijo.

Alguien podría tener registro de conducir, si constantemente atropella gente a su paso?
No debería ser obligación que quien está sentado en un consultorio, demuestre que sabe,  y que alguien se garantice de quitarle la licencia si daña impunemente?

Veo con tristeza que  aunque muchos pasan por conferencias, cursos o charlas, mostrándose entusiasmados, luego se desvanecen sus ganas, su interés sufre una muerte súbita y ellos mismos parecieran esconderse.

Me recuerdan cómo me escondía debajo de mi pupitre en 2 grado, cuando mi maestra tomaba la tabla del 9.
Yo quería evitar ser vista, era una estrategia que postergaba el dolor frente al inminente fracaso. Niña con TDAH sin chance de diagnóstico entonces.

¿Pero ellos de que escapan?
Creo que de su ignorancia, que barren debajo de la alfombra.
                                        

Es acaso que no saben cómo hacer un diagnóstico, o cómo no tuvieron oportunidad de estudiar esta patología en su formación de grado, o posgrado, tienen el mismo descreimiento que la sociedad que se resiste al rótulo?


O la que sigue aun las huellas de aquellos pioneros de principios del siglo XX, que describían al hombre de los lobos, o el caso Dora, como neurosis atribuidas a la represión de un deseo sexual que se camuflaría en forma de síntoma por haber sido sepultado?





Ayer escuché por la radio un psicólogo hablar de las fobias y casi me desmayo.
Pero estoy muy acostumbrada a escuchar relatos fantásticos aún  en pleno 2016...

Pero nada de las conexiones nerviosas, o del cerebro frontal, o de la variabilidad intrasubjetiva, o de las Funciones Ejecutivas en el adulto.
Eso parece ser sánscrito para muchos.












Es enorme la cantidad de pacientes que  portan el indeleble rótulo de desastre, de incapaces, de irresponsables, cuando solo son víctimas de un desorden neurobiológico cuyo diagnóstico pareciera ser solo azaroso. 

Familias enteras sobreviven las batallas cotidianas con docentes, con autoridades escolares, con sus hijos, luego con sus parejas, hasta destruirse o dejar a alguno fuera de juego. Familias que sufren el aislamiento del que se agota, del que pelea, del que golpea puertas buscando ayuda.

Cuánto dolor acumulado inútilmente.
Cuanta soberbia, cuanta injusticia de la mano de un supuesto saber condicionado.



¿No sería mala praxis el ignorar que un paciente sentado frente a ellos, tiene síntomas de un trastorno cuyo tratamiento podría cambiar el destino de sus vidas?



¿No sería negligencia, el dejar de capacitarse para un docente, que tiene 3 o 4 alumnos por clase afectados y sin embargo peca de soberbia, y da cátedra acerca de la manipulación de un joven, o de la ausencia de su familia, o la falta de límites como origen de una hiperactividad irrefrenable?




O será Impericia, el iniciar un tratamiento con otros medicamentos, por otra parte mucho mas riesgosos y provocadores de daños metabólicos en quienes tratan?

Es cierto, a veces se apodera de mi la impotencia.

Será que veo a diario todo lo que pueden cambiar los dichosos que tienen posibilidad de ser vistos, escuchados, tratados correctamente.



¿Mucho trabajo estudiar, para los que enseñan?

¿Mucho tiempo invertido, en capacitarse acaso, para los que tienen licencia y juraron ayudar a sus pacientes y jamás generar daño?

Mucho mas fácil que sigan de largo...
Que los traten otros...Total, seguro es una moda o un invento de los laboratorios..

Menos es el trabajo, seguramente, para el que decide no ver lo que mira.

No hay que retirar recetarios por triplicado, no hay que involucrarse con ellos, ni seguirlos cuando se olvidan, contenerlos cuando se derrumban, menos aún ayudarlos cuando se animan...

Porque tratar familias afectadas por TDAH en serio es un desafío enorme.


Lo que ignoran los que eligen mirar para el costado, es la enorme satisfacción que se pierden.

Acompañarlos cuando despiertan, estar allí para cuando triunfan, ser testigo de ver caminar a alguien que se creía inválido, es para los que si estamos en las trincheras, una bendición que nos da la vida.

Por eso, creo que persisto y vuelvo a sacar fuerzas, y sigo dando charlas, sigo pidiendo audiencias, para lograr que algún funcionario escuche, que alguna institución se involucre, que algún médico aprenda.

Si supieran el enorme costo que genera no invertir en prevención, saldrían corriendo a difundirlo a los cuatro vientos.

Si supieran cuantos niños felices, pueden tornarse adultos exitosos, se preocuparían más por ver que docentes tuvieran herramientas para detectarlo tempranamente

Si sintieran en carne propia el dolor de verlos sufrir crónicamente, entenderían el motivo de tanta insistencia.

Veo nuestros hermanos en España, como han avanzado, y los aplaudo.
Veo a Europa integrarse a políticas educativas que incluyan este problema y me complace enormemente.
Veo en los hermanos chilenos enorme concientización, y esfuerzo.

Quiero, deseo, insisto porque se que podemos lograrlo.

Solo es cuestión de decir, que desean aprender y que tienen interés de invertir en hacerlo.
Nada mas que eso.

Porque Uds. son los protagonistas, no dejen de reclamar profesionales despiertos, capacitados y primordialmente humanos.
No se salven, no se llenen de calma.


Buen fin de semana a todos.



Norma Echavarría
Médica Psiquiatra
y adulto con TDAH
















8 comentarios:

  1. Una óptica distinta, muy distinta desde alguien que tiene el padecimiento y convive con el. Gracias por tu visión, ojalá que encuentres eco. Cómo ayudamos las familias?

    ResponderEliminar
  2. Leerte anima, me hace sentir positivo, sinembargo veo mi entorno y la desesperanza aparece...........pero seguiré siendo optimista !!

    ResponderEliminar
  3. creo que soy de las que llamaron depresivas y ansiosas.En el 2014 fui a una Psiquiatra que despues de un neurocognitivo me dio diagnostico de TAG y depresion.Pase por cuatro psiquiatras ; cinco antidepresivos y un antipsicotico. Ahora me atiende el director de Salud Mental del hospital Cetrangolo, y nada, duermo 13 o 14 hs por dia. En mi obra social conte la historia de mi vida y me mandaron a Neurologia cognitiva en Fleni.Ud conoce el equipo de ahi? Me gustaria tener trabajo y poder pagar una consulta en algun eXperto en TDA pero no se puede.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Perdon por no haber visto el mensaje tuyo, un año atras....espero que logres insistir a quienes te tratan de que vean si es TDAH.. es importante. No conozco el equipo del Fleni, pero si logras ver a algun neurologo tal vez tengas mas suerte que con psiquiatras beso

      Eliminar
    2. Gracias por su respuesta , ahora tengo trastorno bipolar jajajjajaja
      Me río para no deprimirme

      Eliminar

Tu comentario es siempre bienvenido.