ADULTOS SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES

Si sos un adulto con dificultades en tu organizacion, pero no por exceso de tareas sino por que sos capaz de hacer complejo lo mas sencillo, tal vez puedas encontrar algunas cosas utiles aqui.
Si sientes que un motor esta encendido sin poder silenciarlo, o que tu motivación se escurre y te aburres demasiado pronto... Si haces mil cosas pero pocas terminas...

Si las listas de tareas incompletas te superan, si quisieras tener un mes más en el año porque jamás llegas a tiempo, tal vez aqui te encuentres.
Si olvidas tus llaves, tus telefonos, tus compromisos, lo que te han dicho o ibas a decir....la cara del mozo, el nombre de la mujer de tu socio....estas en el horno si sos un adulto. Pero puede que tengas TDAH.
Si te sientes irresponsable, avergonzado, humillado y por sobre todo desconcertado porque por momentos tu funcionamiento parece exactamente igual que el del resto....
Tal vez aqui encuentres una pista. Si recuerdas el link...
Aquí estoy para a ayudarte a que lo recuerdes. Te espero en este espacio, para que entres, leas, comentes, compartas con otros y siempre regreses por mas!
Nos vemos
Norma Echavarria
Médica Psiquiatra

domingo, 2 de abril de 2017

Te invito a caminar tu mapa



Tener Déficit de Atención e Hiperactividad, implica algo mucho mas serio que no encontrar las llaves o salir dos horas mas tarde, por haberlas buscado sin éxito.

Es mucho mas que tomar decisiones impulsivamente, en medio de una ola de entusiasmo repentino, aunque sea sin intencionalidad, será difícil que los demás así lo entiendan.




Nuestro impulso puede llevarnos a darle nuestro teléfono a quien no debiera tenerlo, o a decir algo que nos meta en un conflicto, o tal vez involucre a terceros, que para nada deberían de estar involucrados.



Podría sentarme a escribir 357 páginas de ejemplos que a diario nos hacen la vida mas ingrata.
Pues para mí vivir con TDAH es como tener una cucharita de café para cargar diariamente nuestro container... mientras los demás lo hacen con baldes de 20 lts.

Aparte de ser un problema que afecta también a los adultos, en Déficit Atencional puede ejercer un cruel protagonismo en nuestras vidas.

La pregunta que comparto con Uds. hoy es frente a las cientos de historias que escucho:
¿Cual será el ingrediente principal para que la receta del tratamiento en adultos nos haga saborear más seguido del éxito?

Cada semana, me dispongo a trabajar con la misma pasión que lo hiciera al dedicarme exclusivamente a esto 20 años atrás.
Cada semana sin embargo, veo cómo de los muchos que inician la carrera del tratamiento convencidos de haber hallado la respuesta al dolor crónico en sus vidas, muchos menos son los que la siguen corriendo después de un tiempo.


Antes me preguntaba si era porque debía de ser enfocado diferente, tal vez tener diferentes opciones farmacológicas, mayor acceso a psicoterapia, mejores prepagas, mas servicios disponibles, mejores recursos.

Me dije "Es el mismo trastorno", que como un volcán en actividad no les deja sostener ni siquiera el proyecto de su propio tratamiento.


Me pregunté si debíamos modificar la forma de ayudar a nuestros pacientes, y lo hice, y así observé que aún con muy buenos resultados, muchos de ellos abandonaban el recorrido.
Pensé que sería tema de costos, pero muchos fueron y son los "becados" o los que reciben ayuda de otros en este proceso.

Hace muy poco, sin que sea resultado de ninguna estadística, sino de la mas absoluta vivencia personal, surgió frente a mi la hipótesis que podría explicarlo.

El TDAH no es una enfermedad. 

Quienes convivimos con este problema, nunca antes hemos sido diferentes, o presentamos el típico desarrollo neurológico.
Quienes crecimos y vivimos afectados con el TDAH convivimos en familias que suelen tener mas de un representante con este desorden, o sea que así nuestro entorno sumó otra ficha a la falla genética aportando una influencia disfuncional.
Siento que cuando el tratamiento se enfoca como si fuera el TDAH uno de muchos desórdenes mentales dentro del DSM 5, (manual que reúne y enumera los problemas de salud mental), nos quedamos esperando que el milagro de un "funcionamiento normal" aparezca.
Y eso es algo que no sucederá nunca.
Vivir con TDAH es para mí como viajar en un avión que por momentos tiene un motor de sobra, y en otros se queda planeando sin ninguno de ellos encendido.
Es como perder la visibilidad por completo, teniendo enfrente un parabrisas que parece no responder a ser limpiado...
Sin ningún aviso, sin saber cómo, volvemos a tomar el control del mando, a veces luego de un "aterrizaje forzoso", otras en medio de los imaginarios restos del fuselaje hecho trizas que nos advierte que volvimos a estrellarnos.

Y aparece en mi mente la imagen de la vida como un viaje.

Vivir con TDAH no admite recetas o tips estandarizados, y es muchas veces como viajar sin rumbo, o no poder leer un mapa.

Cuando quien guía un tratamiento les dice, que tengan una agenda, pretendiendo de esa manera ayudarlos a organizarse, o que hagan listas, ignora de que se trata vivir con este problema a diario.

Les sugieren que se pongan alarmas para despertarse, o que busquen criterios para separar las diferentes tareas.
Es cierto, las alarmas son imprescindibles, pero también es cierto que muchos jamás lograrán escucharlas, otros jamás recordarán ponerlas.
A no ser que ellos mismos diseñen la manera mas adecuada para poder despertarse.


Quienes desean ayudarnos no saben que hemos comprado 46 agendas, que tenemos todas las aplicaciones para manejar mejor el tiempo, que compramos los mejores teléfonos, sin que nada realmente nos permita transitar por una vida calma.




Y para agregarle sufrimiento, después de un tiempo perdemos los teléfonos, olvidamos las agendas, o jamás somos consecuentes el tiempo necesario con ningún sistema.

Solo a veces, solo de vez en cuando las cosas nos salen como imaginamos.
Pero es producto de un enorme esfuerzo, o pura suma de casualidades irrepetibles.
Y entonces nuestra vida es como querer llegar a la cima subiendo un palo enjabonado.

Entonces, vuelvo ahora a mi hipótesis para pensar una propuesta.

Cada uno de nosotros debe caminar su mapa.

Debe sentir vivencialmente lo que le es mas cómodo, entre aquello que le es posible, lo que puede y no lo que desea, pues solamente involucrando nuestras emociones lograremos organizar nuestra vida.
Y recargar nuestras energías varias veces en el día, porque gastamos todo el combustible en los primeros 10 mts.




Porque los sistemas que el resto aplica, no nos son útiles, o sólo nos generan la reconfirmación de que no tenemos arreglo, ni bien fallamos en utilizarlos.

Estoy fallada, dijo una paciente hace poco.
Cuanto dolor en aquellas palabras, que tan bien conozco personalmente.




Empezamos tal vez el tratamiento con demasiadas expectativas, creyendo que sólo con la medicación, que inicialmente nos genera un efecto mucho mas impactante, lograremos caminar en el asfalto.







Creo en eso de caminar la agenda, caminar nuestros cuartos, caminar nuestros vínculos, caminar nuestros trabajos, caminar nuestros proyectos, caminar nuestros planes, todo.

Caminar es salir de las ideas, es tomar contacto con nuestro estilo, es conocer nuestras disfunciones y tenerlas en cuenta antes de salir de la cama cada mañana.

Siento que de esa forma, dejamos a nuestras dificultades visibles, en vez de enmascararlas, o meterlas adentro de un modelo estándar.
Y nos amigamos con nuestras fortalezas y debilidades.
Y abrazamos nuestra verguenza y le hacemos upa.


Nosotros necesitamos hacer visible, lo que otros manejan en sus pensamientos. Debemos dibujar nuestras tareas y no poner solo palabras, necesitamos topes, bordes, límites, porque de lo contrario nos distrae todo lo que nos interesa y nos perdemos en el intento.



Necesitamos ser muy creativos, y reinventarnos cuando algo que antes nos ayudaba deja de ser efectivo.
Necesitamos dejar cesante al juez que nos condena frente a cada fracaso.

Caminar nuestro mapa es sentir aquello que nos moviliza, aquello que nos interesa y en lo que podemos confiar nos llevará hacia la meta.

Por sobre todo, aceptar que cada mañana al levantarnos, empezaremos todo de 0.
Casi como en la película :"El día de la marmota".

Como si nada de lo que hubiéramos hecho pudiera quedarse con nosotros, y aprenderlo.

Dejamos de practicarlo, dejamos de hacerlo a diario, y es como si nunca lo hubiésemos hecho.


Pues aún cuando nos convencemos, o logramos comprometernos con cambiar algo, o involucrarnos en algo un día,  al siguiente podemos experimentar un vacío de motivación o un millón de excusas para volver a postergarlo todo.

Saber que nuestras funciones ejecutivas cerebrales que debieran ser automáticas e inconscientes, en nuestro cerebro "son figurativamente manuales", implica iniciar el viaje con la aceptación de una falla que solemos sepultar creyéndonos capaces de sortearla.

Alguien debe decirnos la verdad, el TDAH no se va a ir nunca, no va a curarse.

Un porcentaje pequeño, logra superar en mi opinión los criterios diagnósticos, es decir, dejan de ser identificables, pero mantienen latente la posibilidad de disfunción frente a circunstancias complejas.





Solamente podremos aprender a convivir con su presencia, y hacerlo diseñando rampas que sorteen los obstáculos que a diario nos impiden funcionar como el resto.

Y saber que tal vez en la siguiente oportunidad similar, esa misma estrategia nos falle.

Podremos elegir trabajos mas amigables, dentro del área de nuestras fortalezas, si aceptamos el desafío de saber que diariamente, tendremos dificultades.

Tal vez logremos que sean menores las consecuencias, o que nos duelan menos, que logremos identificarlas a tiempo, o salgamos mas rápido del pozo, pero la verdad todo tratamiento deberá saber que el alta jamás será el objetivo. 
No por ello, se quedaran a dormir en nuestros consultorios. 
Pero debiéramos ayudarlos diciéndoles que podrán regresar si necesitan ajustes al sistema..


Conocerse, aceptarse, entrenarse en ver las fortalezas y elegir en consecuencia, nos hará sentir alguna que otra percepción de mejoría.




Para mi, mantenernos conectados tejiendo una red humana viviente, nos ayudará a sostenernos cuando quien esté cerca tropiece, o a festejar con él cuando logremos un objetivo.

Recordemos entonces que el proceso nos acompañara mientras estemos atentos a nosotros mismos.



La red sirve por si alguno cerca baja los brazos o pretende rendirse.
Unamos nuestras manos para sostenernos.
Armemos una cadena infinita para que nadie mas caiga al vacío colmado de desasosiego.


Camina tu mapa, somos varios los que aprendimos a hacerlo.

Que tengan todos un muy buen inicio de semana.

Norma Echavarria
2 de Abril 2017
normaechavarria@athentun.org








6 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu articulo, gracias Norma. Tus palabras renuevan mi mente e inyectan animo a mi vida que a veces se torna pesada, sin esperanzas.......!!!

    ResponderEliminar
  2. Pero sobre todo;explota lo bueno....La capacidad de poder ir de unescenanario a otro sin despeinarte; el teson cuando algo te interesa, que no te echa atras y te hace levantarte una vez tras otra.
    La posibilidad que solo tu tienes de trabajar sin parar en ese proyecto que sueñas.
    Tu creatividad; que con dos piedras y una flor haces un centro de mesa.
    Todo eso... Esos que no pierden la agenda y siempre llegan pronto ; no lo tienen

    ResponderEliminar
  3. Me encanto el articulo!!! estoy inmensamente agradecida de haber encontrado Athentum y gracias a ustedes poder entender que no soy un desastre y empezar a transitar este camino entendiendome, aceptandome, teniendo mas paciencia conmigo misma y por supuesto pudiendo ayudar a mis hijos que les toca la herencia familiar!! lo digo con humor... Un GRACIAS ENORME DE CORAZoN!! y aquí están mis manos para tenderlas a quienes la necesiten. Marisol Roldan

    ResponderEliminar
  4. Gracias...! Simplemente gracias por tu articulo que por cierto me identifico tal como describiste

    ResponderEliminar
  5. Madre miaaaa!!! Que bien escuchar en otra persona todo aquello que pienso y siento. Me reconforta, ma anima, me ayuda. Muchísimas gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti Reciclin Reciclan, a Kely , Marisol, Anónimo y Javier gracias por tomarse tiempo para su feedback. Sin una cadena de adedianos, no habria blog.
      Buen fin de semana!

      Eliminar

Tu comentario es siempre bienvenido.