ADULTOS SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES

Si sos un adulto con dificultades en tu organizacion, pero no por exceso de tareas sino por que sos capaz de hacer complejo lo mas sencillo, tal vez puedas encontrar algunas cosas utiles aqui.
Si sientes que un motor esta encendido sin poder silenciarlo, o que tu motivación se escurre y te aburres demasiado pronto... Si haces mil cosas pero pocas terminas...

Si las listas de tareas incompletas te superan, si quisieras tener un mes más en el año porque jamás llegas a tiempo, tal vez aqui te encuentres.
Si olvidas tus llaves, tus telefonos, tus compromisos, lo que te han dicho o ibas a decir....la cara del mozo, el nombre de la mujer de tu socio....estas en el horno si sos un adulto. Pero puede que tengas TDAH.
Si te sientes irresponsable, avergonzado, humillado y por sobre todo desconcertado porque por momentos tu funcionamiento parece exactamente igual que el del resto....
Tal vez aqui encuentres una pista. Si recuerdas el link...
Aquí estoy para a ayudarte a que lo recuerdes. Te espero en este espacio, para que entres, leas, comentes, compartas con otros y siempre regreses por mas!
Nos vemos
Norma Echavarria
Médica Psiquiatra

Deshojando a Margarita



De repente, la sorprendió el silencio y la exclusión de su último grupo.
Si es que alguna vez llegó a ser parte de alguno.
Todos los comienzos eran inundados por el entusiasmo.
Todos los finales, tan apresurados, e incomprensibles como éste.
Al menos para ella.
A pesar de que nadie sospechara siquiera el matiz de estas emociones, el sufrimiento y el dolor la habitaban sin dejar espacios libres.
Lo pensó en cada oportunidad.
Lo analizó y se quedó en cada instancia con un montón de hipótesis.
Hoy vuelve a sentarse en su sillón junto a su perro Rambo que es el único que mantiene una conducta fiel de permanencia.
Pero le asusta porque está viejo, y porque en definitiva es tan solo perro.
Su terapeuta, que sigue recibiéndola semanalmente, le ha ayudado, el no se ha ido, no ha renunciado.
Pero cada ciclo que se repite, le hace sentir que es plata y causa perdida, y que solo pagando o siendo perro ha conseguido seguir acompañada.

Está tan harta de que le recuerden que es sumamente talentosa, y brillante, como cuando se lo repetían en la escuela, que quiere callar ese discurso.
Obvio que entonces venía acompañado de recomendaciones como que, si solo hubiera estudiado un poco mas, o hubiese sido mas prolija, o hubiera podido quedarse quieta…..solo con mas voluntad y esfuerzo hubiera obtenido resultados extraordinarios…
Nadie supo jamás todo el esfuerzo continuo que Margarita practicaba como parte de una rutina agobiadora. Solo que era en silencio.

Ahora su terapeuta la llevaba a mirar cuanta energía toda acumulada dentro de una sola mujer convivial con ella cada vez que abría los ojos.
Sabía que él quería reformularle positivamente algo que ella, ahora estaba convencida sostenía el problema.

Generadora de ideas brillantes, ejecutora de multiples tareas simultaneamente, acompañado de una personalidad avasalladora y un estilo carismatico y fresco, le resultaba poco coherente terminar cada proyecto sintiendose excluída.

Se había instalado hacía tiempo una hipótesis. Porque aún para su propio sufrimiento era una luchadora perseverante y no toleraba cosas inconclusas.

Una que aunque sonase descabellada cada vez cobraba mas sentido.
Toda su presencia generaba brillo. Eso era cierto. Desde pequeña era imposible pasar desapercibida.
Pero los demás huían de ella como si fuse portadora de rayos UV provocadores de cancer.
Tanta luz y tan enceguecedora, finalmente los dejaba inmovilizados y hundidos en la sombra.
El tiempo en que Marga cumplía sus objetivos, se llevaba por delante cualquier record. Y con ello a quien estaba cerca.

Pero no solo era la velocidad, sino la forma.
Ella era creativa, innovadora, desenfadada y eso parecía ser imperdonable. No temía a los riesgos, no conocía barreras que no se pudieran sortear tarde o temprano.
Se mostraba tan desprendidamente entusiasta, que no ponía límites ni protegia sus capitales ideativos. Así es que mas de una vez veía delante de sus narices pasar alguno de sus tantos proyectos robados elegantemente.
No es robo cuando el dueño lo presta desinteresadamente, o lo comparte sin proteger con copyright del famoso copy & paste.
En el fondo Marga era una ingenua y una idealista.
Siempre amante de la verdad, era frontal y no perdía tiempo en pequeñeces.
El problema era que todo salvo muy pocas cosas podrían llamar su atención, y muchas menos ser parte de sus arcas.
Lo malo era mediocre, lo imperfecto descartable, lo simple tremendamente aburrido
Sentirse segura y ser bonita, hizo por años que sintiese que ellas solo se alejaban por celos.
Mujeres. Mas de mil capítulos sin epílogo.
Ella no tenía mucho feeling con las mujeres.
Los hombres eran mas simples, tanto que también le parecían lineales.
Pero pasando el tiempo también descubrió que los hombres no solo se interesaban en su inteligencia, o en sus intereses, sino en sus piernas y sus escotes.

Así Marga arribó a la conclusion de que su mayor obstáculo con los otros era su despliegue de confianza. Y su apologia de la libertad un agravio.

Ella era abierta, nada le generaba un freno, mas aún cuando éstos existían los tomaba como desafíos. Margarita vivía la pasion y el entusiasmo como surgiendo de sus entrañas, y consideraba que los tiempos para accionar normales eran como los suyos.
Pero eso era sencillamente imposible.
Pero allí sentada junto a Rambo, mientras sabía que en la oficina todos habían organizado una fiesta latina en los suburbios, olvidándose de invitarla, volvió a sentir presión en el pecho.

Jamás nadie veía su angustia. Jamás nadie veía su cansancio. Y aunque le era difícil admitirlo, estaba cansada.

Si tantas características positivas alejaban a quien estuviese con ella, seguro que algo negativo les generaría que nunca lograba identificar a tiempo.
Eso era una de las cosas.
El tiempo. Ella tenía la sensación de que todos los otros eran lentos. Y ella además era poco paciente.

No podia tolerar la lentitud ni las vueltas. Ni las siestas ni las pausas.
Para ella eran blancos o negros.
No existían grises.
Su vivencia de seguridad la privaba muchas veces de la vacilación propia del análisis pausado.

Un tal vez, para ella era falta de interés, o un no definitivo.
Por eso siempre terminaba a cargo de la direccion de obra.

Proyectando seguridad, fortaleza, una sinceridad y una comodidad frente a compartir sus emociones, terminaba incomodando por comparación al que tenía delante.
Y los demás seguramente no solo sentían el eclipse que irradiaba su estilo. En tanto resplandor ella no lograba ver realmente a nadie tampoco.
Perfeccionista, exigente, nada que no tuviera absolutamente todos los frentes cubiertos podría ser digno de su respeto.
Y nada que no fuera aprobado podría entrar en su círculo de intereses.
Seguro eso se traducía en una imagen de soberbia, y un traslado de esos otros u otras que compartían su camino, a zonas de discomfort intensas.

Eso sí tenía sentido.
Si lo que ella registraba como “bueno”, generaba  el discomfort en otros, entonces el alejamiento de eso “supuestamente bueno” sería algo así como instinto de conservación activo.
Se había hecho muy tarde, las luces de los carteles de la calle céntrica iluminaban su cuarto.
Las luces de la vereda de enfrente, le sirvieron de ejemplo.
 Volteó y miró a Rambo yéndose a echar su peludo cuerpo detrás de la vieja repisa.
Tanta luz le quitaba el sueño y lo que hacía solamente era garantizarse un sitio mas cómodo.


Norma Echavarría
Copyright
www.adultosdesorganizados.blogspot.com








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es siempre bienvenido.