ADULTOS SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES

Si sos un adulto con dificultades en tu organizacion, pero no por exceso de tareas sino por que sos capaz de hacer complejo lo mas sencillo, tal vez puedas encontrar algunas cosas utiles aqui.
Si sientes que un motor esta encendido sin poder silenciarlo, o que tu motivación se escurre y te aburres demasiado pronto... Si haces mil cosas pero pocas terminas...

Si las listas de tareas incompletas te superan, si quisieras tener un mes más en el año porque jamás llegas a tiempo, tal vez aqui te encuentres.
Si olvidas tus llaves, tus telefonos, tus compromisos, lo que te han dicho o ibas a decir....la cara del mozo, el nombre de la mujer de tu socio....estas en el horno si sos un adulto. Pero puede que tengas TDAH.
Si te sientes irresponsable, avergonzado, humillado y por sobre todo desconcertado porque por momentos tu funcionamiento parece exactamente igual que el del resto....
Tal vez aqui encuentres una pista. Si recuerdas el link...
Aquí estoy para a ayudarte a que lo recuerdes. Te espero en este espacio, para que entres, leas, comentes, compartas con otros y siempre regreses por mas!
Nos vemos
Norma Echavarria
Médica Psiquiatra

martes, 22 de agosto de 2017

Sal, camina, avanza, confia.



Empezar cada día puede ser un enorme desafío, para todos. Con o sin TDAH.
Si nuestro sistema operativo funciona erráticamente, sería difícil que no lo fuera.


El problema es que aún con diagnóstico y tratamiento muchas veces quedamos encerrados en el laberinto en el que vivíamos, y repetimos sin darnos cuenta el texto que nos escriben los miedos.


Porque miras todo lo que te espera, y probablemente lo primero que quieras sea taparte con tu frazada y seguir durmiendo.

Tal vez debas estudiar pues tienes examen, y lo has pateado hasta hoy, y tienes un halo de ganas de hacerlo pero ni siquiera tienes los temas, u olvidaste tus libros vaya a saber donde.. No puedes empezar si no sabes cómo, las ganas caen al piso por muerte súbita.

Tal vez debas enfrentar que has mentido, que tu coartada para zafar, ya no te cubre.


Tal vez han descubierto que las excusas que diste eran solo mas mentiras, y debes sumarle a tu falta, una cascada emocional de vergüenza, culpa, reproche, autocastigo.

Vuelves a mirar la frazada y te escondes para no hacerle frente.


Tal vez un impulso gobernó tu alma apenas unos segundos, y compraste algo que no necesitabas, o dejaste tu trabajo, o te metiste en problemas.

Tal vez creo que todo se reduce a que vivimos inundados por las emociones. Siendo que debieran ser siempre pasajeras...


Y las emociones nos aplastan impidiendo que accionemos, nos enmarañan, nos encierran.

Una fiaca, cuando el objeto de su presencia es avisarnos que debemos hacer un cambio.







Miedos que mienten...
Miedos que quieren convencernos que no podemos, que vamos a ser criticados, que nos vamos a equivocar, que nos vamos a olvidar, que no vamos a tener éxito en eso que deseamos.
Miedos que nos venden un escondite para protegernos.



Cuando los peores depredadores son ellos.
Se alimentan de nuestra parálisis.
Se instalan y toman posesión de nuestra vida.

Y allí  PROTEGIDOS en realidad del bienestar posible, vivimos una pelea evitando hacerle frente a nuestro estilo.
Parálisis o inacción terminan como saldo finalmente, y nosotros mismos somos como verdugos de nuestra propia alegría.
Y llegan luego los reproches, las críticas, las pérdidas, y el daño colateral de no poder sostener ni el menor compromiso.

Y se suman a la ronda, la culpa, la angustia, la tristeza, y la vergüenza, que para colmo de males no nos permite que ninguna de las otras emociones se torne realmente visible.
Y así acumulamos toneladas de momentos amargos, mientras seguimos día tras día.

Por eso muchas veces el enojo, o la ira son la única forma de liberar la enorme presión de cosas atascadas en nuestra garganta.


Y lo poco que había quedado se destruye en la explosión que no avisa.

Y después me pregunto, aún alguien cree que quien vive en estas condiciones lo hace porque quiere hacerlo?
¿O debemos agregarle al combo el juicio de que en realidad son vagos, y no quieren?

Escuché muchas veces a terapeutas decir que temen estar bien, por eso siguen mal...Como si estar mal fuera una elección consciente.
Es allí cuando me rebelo y me enojo con las interpretaciones salvajes.

¿Para que escribo?
Para vos que estás leyendo, aunque te parece largo.

Para que si estás aplastado por el miedo, puedas espiar por la rendija de la puerta y darte cuenta que te ha mentido todo el tiempo. Te convenció que eres pequeño cuando todos guardamos en nuestro interior a un capo. Si, un grande. Crees que estás encerrado pero la puerta es pequeña y la puedes abrir por dentro.

Porque si lo que te agobia ya es la tristeza o la angustia de lo que no has podido hacer, quiero contarte que podemos trazar una raya y empezar a escribir en una hoja nueva! todos los días pueden ser el primer día del resto de nuestras vidas.
¡Solo debemos declararnos capaces!

domingo, 13 de agosto de 2017

Para compartir:How to ADHD with Special Guest Dr. Hallowell!!!!

El Dr ned Hallowell ha dedicado su vida a difundir el TDAH. Tambien se encuentra habilitado especialmente porque también tiene esta " condicion". No esta subtitulado en castellano, no he tenido tiempo, pero si alguno de los que por alli, pueden y tienen ganas se animan, haganlo!

Este canal, es altamente recomendable!!!!







viernes, 11 de agosto de 2017

El poder de "poder ser yo"

Despues de un mes en el cual no trabajé en mis habituales rutinas, me di cuenta que logré dedicarme mucho tiempo y junto a ello habilité mucho mas mi canal de percepción emocional.

Estuve sola, conocí gente maravillosa, pude contactarme con mi parte entusiasta, pude acompañarme cuando me puse dramática, cuando extrañé, reí o lloré, o cuando dejé que la ansiedad me jalara de los pelos.
Corrí para no perder un tren que saldría 40 minutos mas tarde, saque pasajes que no me sirvieron y pude aceptar el gasto inútil, percibí la incertidumbre en mi y en mis hijos frente a un error de logística y de distracción mayúscula llegando a un sitio que ya no era demasiado amigable y encontrar que la reserva de hotel era para el mismo día 30 pero del mes siguiente.
Me permití llevar conmigo la cuarta parte del equipaje que toda mujer hubiera deseado de irse un mes a Europa.
Me teñí en Florencia mirando el Duomo, me tiré desde una roca al mar mas azul que haya visto, pude guardar un secreto tres días, saqué las entradas mas caras para un concierto en Paris, modifiqué mi recorrido varias veces, desafiando los endemoniados titanes de mis debería, fui transitando mi viaje.

Me permití amar el resultado de mis equipos, aún habiendo abandonado los tacos que son como parte de mi anatomía habitualmente.
Pude aceptar con compasión los comentarios críticos surgidos por no haberlos usado, o por el estilo elegido para presentarme.
Pude darme cuenta cómo muchas personas siguen rehenes de juicios ajenos que hicieron propios y aún viven esclavizados en pleno siglo XXI.
Lo sé pues estuve sentada allí hasta no hace tanto.

Pude darme el permiso de dedicarme un mes entero a un viaje al que pude invitar también al menor de mis hijos, venciendo la ansiedad que generaba el saberme único sostén en mi familia, y dejar una casa sola.

Y acá estoy de regreso.
Nada dramático surgió porque, he vuelto y estoy mejor que antes. Mi viaje fue un viaje al que se sumó otro inesperado.
Me pregunté "que quería ser cuando fuera grande de nuevo"...
Y quiero seguir creciendo del lado de adentro, tal como lo vengo haciendo.

Siento que mi mayor crecimiento, en el cual llevo trabajando bastante tiempo ya está centrado en ser auténticamente yo, éste está siendo mi mejor viaje.


No hay lugar para los COMO SI, en mi vida.

Porque la verdad, es que debajo de tantas preocupaciones, juicios ajenos y propios, miedos, dudas, insatisfacción y angustias, vivir no era ni sano, ni posible, era simple supervivencia.

Recordaba hoy viendo un video donde hablaba mi adorado y admirado Dr. Ned Hallowell, cómo hace 20 años, el escucharlo hablar frente a una enorme audiencia de su propio TDAH generó en mi el primer gran quiebre.